Cómo mueren las democracias

Las democracias ya no mueren como en el pasado, a manos de militares, sino en manos de los representantes electos que hacen uso de los propios mecanismos democráticos para destruir la estabilidad democrática.